Jorge Olcina: «la solución a corto plazo del calentamiento climático es imposible»

Jorge Olcina es Catedrático de Análisis Geográfico Regional en la Universidad de Alicante, donde imparte clases de Ordenación del Territorio, Climatología y Riesgos Naturales. Además es el Presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE).

Las pérdidas por la sequía en el sector agrario pueden llegar a los 120  millones de euros | La Verdad
Jorge Olcina Cantos. Imagen de archivo. (A. Domínguez, Diario la verdad)

¿Qué papel tiene el ser humano en el cambio climático?

En el proceso de cambio climático actual, causado por las emisiones de gases de efecto invernadero, tiene toda la culpa. El clima terrestre es por naturaleza cambiante, pero hasta 1850 estos cambios se han debido a causas naturales. El cambio climático actual, que tiene como efecto principal la subida de la temperatura terrestre, está provocado por el ser humano con las emisiones de gases procedentes de la quema de combustibles fósiles; por tanto, su papel es fundamental.

El ser humano es la causa y debería ser la solución. Otra cosa es que quiera aplicar soluciones o no.

¿Cuáles son los puntos clave para combatirlo?

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo, Gas Natural). Lo principal sería reducir drásticamente el consumo de estos combustibles y sustituirlos por energías renovables.

Esto es lo que persiguen los acuerdos internacionales firmados por muchos países (Kyoto, París). El problema es que los grandes países emisores de gases de efecto invernadero no han firmado o no están cumpliendo los objetivos de estos acuerdos internacionales, de manera que un 60% de las actuales emisiones están sin control, esto es, pertenecen a países que no están reduciendo sus emisiones (EEUU, China, India, Rusia, Brasil). Por tanto, el problema es muy serio y la solución a corto plazo del calentamiento climático es imposible.


Ante esto, otro aspecto clave es la adaptación: los territorios y las sociedades deben ir adaptándose a los efectos previstos del cambio climático. Esto supone el desarrollo de acciones que afectan a todos los sectores económicos y a la planificación del territorio.


«Los negacionistas no se documentan con datos científicos, en todo caso, aprovechan algunos datos para su beneficio»


¿Qué importancia tiene Greta Thunberg en este paradigma?

Ha sido muy importante para impulsar la concienciación ciudadana en todo el mundo y para movilizar a la juventud.

Esto ha sido muy importante para que las sociedades tengan claro que la lucha contra el cambio climático es un proceso sin vuelta atrás. No caben los negacionistas en este proceso, porque niegan una evidencia científica y proponen la inacción ante un problema muy grave como es el cambio climático. Por tanto, es fundamental informar a las sociedades con rigor de las consecuencias del cambio climático y favorecer las actuaciones ciudadanas de concienciación.

¿Y su antagonista Donald Trump?

Donald Trump ha sido nefasto para la lucha contra el cambio climático. Desde el primer momento mostró su hostilidad a todo tipo de acuerdo internacional que pudiese limitar el crecimiento económico de EEUU, manteniendo un modelo basado en el uso masivo de combustibles fósiles y en una potente industria del automóvil. Por tanto, se han perdido cuatro años en las políticas de mitigación a escala mundial. Confiemos que el cambio en la administración americana tras las últimas elecciones, favorezca la apuesta de EEUU por el Acuerdo de París y el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones.

¿Cuáles son los argumentos en que se basa el discurso de los negacionistas?

Que el cambio climático es un proceso normal en la Tierra y que no depende del ser humano, que los gases de efecto invernadero no ocasionan el calentamiento de la atmósfera, y que en última instancia la reducción de emisiones de gases no solucionará el problema.

Según ellos, no hay que preocuparse por la cuestión e incluso acuden a teorías de conspiración, sin base científica pero muy impactantes, para explicar las causas del cambio climático: emisión de radiación desde antenas, procesos extraterrestres, etc.
Los negacionistas no se documentan con datos científicos, en todo caso, aprovechan algunos datos para su beneficio. Por ejemplo, cuando se produce una ola de frío rápidamente salen a la palestra para decir que lo del calentamiento climático es un engaño.  A pesar de todo esto, movilizan lamentablemente a mucha gente en redes sociales y siguen teniendo predicamento.

Las redes sociales han demostrado ser útiles para campañas de sensibilización o de concienciación. En este caso, ¿son efectivas?

Las redes sociales tienen una utilidad fundamental si se emplean en el buen sentido, es decir, para informar a la sociedad desde la ciencia y para concienciar del grave problema que supone el cambio climático; pero siempre desde el rigor y sin caer en el alarmismo innecesario.

Estamos ante el problema ambiental más importante para la humanidad en este siglo y debe ser abordado desde el rigor de la ciencia para conocer sus causas y sus posibles soluciones. Los medios de comunicación y las redes sociales deben informar a la sociedad de todo esto, con mensajes claros y directos, pero no alarmistas. La comunicación a la sociedad es fundamental, pero debe ser una comunicación veraz, que no se haga eco de noticias falsas, que se base en la ciencia.

Uno de los problemas del cambio climático es que es un proceso lento, de medio y largo plazo, pero constante. No va a ocurrir de hoy para mañana, sino que se va manifestando poco a poco. De ahí la importancia de educar a la sociedad para que conozca lo que puede ocurrir y se prepare para ello.